Actividades en Frigiliana

Si lo que quieres es saber que hacer en Nerja en cualquier época del añom te asesoraremos con una serie de actividades que puedes hacer cuando visites Nerja.

Nerja es un pueblo costero de la provincia de Málaga, y como ya sabrás la mayor parte del año es soleado. Presenta numerosas actividades para todas las edades que yo te iré describiendo.

Con esta guía podrás planear todo tipo de opciones para disfrutar con tu familia. Actividades deportivas, de fiesta, de descanso y sol, mucho sol.

Nerja se convertirá en tu lugar favorito de veraneo, donde volverás una y otra vez.  Volverás encantado por sus maravillosas vistas, y su inmejorable clima. Por no mencionar a su gente, amable, cercana y dicharachera.

15 Actividades que hacer en Friginiliana 

1. Casa del Apero

Lo primero que hacer es subir a la Casa del Apero, que alberga a la Oficina de Turismo, una biblioteca y el Museo Arqueológico. Por desgracia en nuestro viaje lo encontramos cerrado (a causa Covid-19) pero aún así pudimos echar un ojo al bonito edificio y disfrutar de una estupenda panorámica del pueblo.

2. Barrio Mudéjar, de lo mejor que ver en Frigiliana

Aunque como ya te hemos avanzado, la chicha está al otro lado, en el Barrio Mudéjar, un entramado laberíntico de calles empedradas que suben y bajan y que dejan a sus costados las típicas casitas blancas con puertas de colores que tanto nos gustan.

3. Palacio de los Condes de Frigiliana

Para llegar allí se pasa frente al llamativo Palacio de los Condes de Frigiliana, también conocido como “El Ingenio”. Exteriormente es un monumental edificio de estilo renacentista, pero tras sus puertas ¡sorpresa! Más allá de las salas del antiguo palacio, también alberga las instalaciones de la única fábrica de miel de caña de toda Europa, la fábrica de Ntra. Sra. del CarmenMás info.

4. Teatro mecánico

Antes, sin embargo, habrás pasado por el curioso teatro mecánico, un quiosco redondo tras cuyos cristales tiene lugar un teatro de marionetas mecánicas que cuentan la historia de Frigiliana (1€). No es que sea un imprescindible… pero vas a pasar sí o sí :-p

5. Calle Real

Enfilamos, ahora sí, la Calle Real, la arteria principal del casco histórico de Frigiliana, alrededor de la cual se distribuyen el resto de callejones y edificios. No pases por alto los característicos mosaicos de piedra en el suelo, que decoran de forma muy peculiar esta bonita calle.

Al inicio, dejarás a tu izquierda los antiguos Reales Pósitos que antaño almacenaban los cereales que se producían en los campos del pueblo y de los que solo se conservan las arcadas exteriores de ladrillo (pintadas en rojo).

6. Esquina de la Calle Real, el sitio más fotografiado de Frigiliana

Unos pasos más arriba llegaremos al lugar más fotografiado de toda Frigiliana: la esquina donde la Calle Real se bifurca en dos. Precioso, y precioso Toby, un simpático perrete que en este punto quizás salga a darte la bienvenida.

En esta encrucijada tenemos una mala noticia: deberás elegir el camino más empinado, el de tu derecha (Calle Hernando el Darra). Empieza aquí el callejeo puro y duro, pero verás que merecerá la pena ya que, adelantamos, allí arriba se encuentran algunas de las mejores cosas que ver y hacer en Frigiliana.

7. Mirador desde lo alto de Frigiliana

Guarda unos gramos de energía para la última subida por el Callejón del Peñón, atravesando el arco, que te llevará a la mejor panorámica de Frigiliana. Es justo la parte entre los restaurantes The Garden y El Mirador, un tramo de la calle con escaleras que hace curva y que se une a la calle Santo Cristo, la más alta de todo el pueblo (lo conseguiste, desde aquí ya solo te tocará bajar).

8. Castillo de Lizar

¿O prefieres seguir subiendo? No seremos nosotros los que traten de evitarlo… puedes llegar todavía más alto si te diriges hacia las ruinas del Castillo de Lizar. Se trataba de una antigua fortaleza musulmana destruida por los ejércitos cristianos, de la que hoy prácticamente no queda nada.

Sin embargo el camino para llegar es agradable, y sobre todo las vistas desde aquí, son magníficas. Si has decidido quedarte a dormir en Frigiliana, no encontramos mejor lugar para ver el atardecer que este.

9. Placas conmemorativas

No solo tendrás que fijarte en la decoración del suelo, a lo largo de todo el recorrido pasarás por hasta 12 placas diseminadas por las fachadas de las casas que relatan la historia de la sublevación de los árabes que residían aquí, durante la reconquista cristiana.

10. Puertas y detalles, rincones con encanto en Frigiliana

Pasito a pasito descubrirás callejuelas empedradas llenas de encanto, casas blancas con puertas de colores donde sí, predominan los tonos de azul, pero también encontrarás puertas moradas, rojas y verdes. Vamos, no te quedes sin batería de la cámara porque la vas a necesitar para sacar cientos de fotos.

11. Fuente de las Tres Culturas

Estás ya sobre la Calle Alta que se convierte en la Calle Santa Teresa de Ávila, será el momento de bajar por las escaleras de la pintoresca Calle el Garral, una de las callejuelas más famosas de Frigiliana.

Allí encontrarás la Fuente de las Tres Culturas, con 3 caños, cada uno coronado con un símbolo de las tres religiones monoteístas que convivieron en España (cruz/cristianos, estrella de David/judíos, media luna/musulmanes). Es uno de los más pintorescos lugares que visitar en Frigiliana.

12. Escultura de las Tres Culturas

Pero este no es el único rincón donde se homenajea a estas culturas: al principio de la Calle Chorruelo hay una Escultura de las Tres Culturas, con la cruz, la estrella de David y la media luna entrelazadas, simbolizando la unión fraternal de las religiones. Además de la fuente con tres caras que hay en la rotonda cerca de la Plaza de las Tres Culturas.

Tan importantes fueron estas 3 culturas para Frigiliana, que el homenaje va más allá de plazas, fuentes y esculturas… Cada año, a finales de Agosto, tiene lugar el Festival Frigiliana 3 Culturas. Ojalá podamos ir pronto!

13. Fuente Vieja

No es la única fuente emblemática en el pueblo… no sabemos si la Fuente Vieja es la más antigua de todas, pero habiendo sido construida en el año 1640 creemos que el nombre le viene al pelo, y no su nombre original “Fuente Nueva”. Tiene 3 caños y un abrevadero donde bebían las bestias, y en la parte superior se conserva el escudo de armas de los Condes de Frigiliana.

14. Iglesia de San Antonio de Padua

Estaremos de vuelta de nuevo por la Calle Real, y allí tenemos otra parada obligatoria: la blanca Iglesia de San Antonio de Padua, que data del año 1676. Frente a ella hay una pequeña plaza con una terraza agradable donde tomarse una cervecita.

15. La Domadora y el León

Aunque si eres muy cervecero, tu lugar es La Domadora y el León, un pequeño local que ofrece cerveza artesanal propia (La Axarca) y otras 300 marcas de diferentes partes del mundo. Cervecero, este es tu paraíso! Y para el resto de profanos, será un gran final de nuestro viaje a Frigiliana.

Extra: si tienes tiempo, merece acercarse a visitar la pequeña aldea de Acebuchal, que tiene una historia muy curiosa.